Adiestramiento Canino Madrid, Adiestramiento perros Madrid, Educacion perros Madrid, Cursos de Adiestramiento Canino Madrid, Cursos de Adiestramiento Canino Madrid
Artículos de Adiestramiento Canino, Educacion de Perros, Escuelas de Adiestramiento Canino en Madrid, Deportes con perros

Adiestramiento Canino: Entrevista a Günther Diegel: Criterios de Juicios en Pruebas de Trabajo Canino

PASALO A TU RED SOCIAL: Bookmark and Share

 

Entrevista a Günther Diegel
Los criterios de juicios en los jueces de trabajo

por Texto y Fotos: Pablo Montiel, 2004



Publicado originalmente en : REVISTA APPORT NUMERO 67
http://www.e-apport.com

Juez WUSV Gunther Diegel, Adiestramiento Canino de SchH

 

 

Günther Diegel es autor, junto a Hans Rudenaüer y Jurgen Ritchi, del libro A.Z.G., un trabajo que salió a la luz el 16 de agosto de 2003 y en el que también han intervenido jueces de otras razas. Este libro -cuya entrada en vigor fue en enero de 2004- es un manual técnico de juicios para jueces con el fin de homogeneizar los criterios en sus valoraciones.


El 14 de febrero de 2004, coincidiendo con la celebración de la Prueba Selectiva de RCEPPA- Valencia, dicha Delegación - junto con las Vocalías de Trabajo Nacional de la R.S.C.E. y del R.C.E.P.P.A-, organizó un Curso Nacional de cuatro horas de duración para Jueces impartido por Günther Diegel, entonces Delegado y responsable del Trabajo en Alemania, Juez de la Selectiva, del Campeonato Nacional RCEPPA´04 y Juez de Protección del Campeonato de la W.U.S.V. Holanda´04.

 

De entre los diferentes temas que se expusieron durante la tarde, se comentaron los nuevos acuerdos tomados en la reunión internacional de jueces celebrada en la ciudad alemana de Stuttgart y las novedades de ese año como fueron: la unificación en las hojas de los juicios, el proyecto para cambiar las hojas de puntuaciones y cartillas en nuestro país (entre otras razones porque el mondioring, que aparece en éstas ya no es una disciplina oficial de la R.S.C.E.). Con respecto al nuevo (para España) Reglamento de B.H. (Test de Sociabilidad), se destacó el deber de que los jueces deben ser exigentes con la presentación del guía y del Reglamento. Y a continuación, ésto fue lo que nos contó Günther Diegel.
 


APPORT.- ¿Cuáles son los factores que pueden influir y cuáles son los criterios de los juicios que se deben de seguir en la valoración de las calificaciones en la disciplina de Rastro?
Günther Diegel: Son varios los factores que los jueces debemos tener en cuenta a la hora de juzgar esta disciplina, tales como la longitud y las condiciones de los terrenos donde se va a celebrar la prueba y el grado de dificultad de éstos: estructura y textura del terreno, altura para su visión, las diferentes formas en las que pueda ser marcado el trazado, los cambios de terreno, trazados extraños y/o de fauna salvaje, ... Además contamos con otro tipo de factores que pueden llegar a ser decisivos como pueden ser: el estado de la climatología, la presión del aire, la fuerza y dirección del viento, la temperatura del aire y del suelo, la humedad relativa del aire y del suelo y/o hierba, etc. Análogos a estos factores, que podemos llamar externos, son decisivos también en la valoración la propia disciplina de búsqueda del perro, la cual viene determinada por su comportamiento en cuanto al mantenimiento en el trazado de la pista, la intensidad y la velocidad en la búsqueda, el trabajo de los ángulos y el marcaje de los objetos.

APPORT.- ¿Qué ejemplar es el "ideal" de esta disciplina?
Günther Diegel: Buscamos a ese ejemplar que desde la salida de la piqueta trabaja de forma tranquila e intensiva las dificultades que se le van presentando a lo largo de todo el trazado - solventándolas adecuadamente -, y que con estas condiciones sepa reconocer el rastro. El perro debe de trabajar tranquilo, activo, concentrado y seguro durante el recorrido del trazado. Durante su ejecución el perro debe de buscar con nariz profunda y de forma activa en cada fase. Decisiva en la valoración es igualmente la actividad (el componente instintivo) para el rastro, el llamado "querer encontrar". Buscamos como punto ideal ver al perro que tras su preparación técnica, además todavía se involucra de forma instintiva en su trabajo. Debe ser un "deseoso por encontrar", ya que esa virtud es un punto relevante para la cría. Y es así como el perro debe trabajar de forma consecuente en el rastro, con un nivel de actividad alto, mucha tranquilidad, concentrado y bajo un comportamiento controlado.

APPORT.- Háblenos del trabajo de los ángulos
Günther Diegel: Los ángulos se deben de resolver de manera segura. Por otra parte y siendo consecuentes, dependiendo del grado de dificultad del trazado del rastro, los jueces no debemos de esperar un "comportamiento de libro". Definimos como perro seguro aquel perro que muestra claramente los cambios de dirección, que busca de forma rápida en todas las direcciones y que toma tranquilamente el nuevo trazado sin aumentar su velocidad. Estos perros que realmente "pelean" en esos grados de dificultad y que sin ayuda del guía resuelven por si mismos, son los que deben de dar prioridad sobre aquellos que muestran un comportamiento de presi6n sin mostrar brillantez.

APPORT.- ¿Y los objetos?
Günther Diegel: El trabajo de los objetos debe de convencer si se realiza de la siguiente forma: en una parada inmediata y tranquila en el objeto, por medio del acostado, sentado o parado. La velocidad del marcado conlleva siempre que se habla de este tema a discusión: un perro que trabaja con tranquilidad, control y concentración en el rastro, no puede de repente plegarse como una navaja de bolsillo Él marcará el objeto a su propia manera, de forma tranquila y concentrado. Superficialidades, así como con falta de actividad (instinto) y las ayudas en formas diferentes, deben de calificarse de forma negativa.
Se desea un trabajo armónico en su conjunto, del perro y del guía. Ayudas claras del conductor pueden llevar a la descalificación. En el trabajo del rastro el perro debe haber aprendido durante su entrenamiento que para encontrar él debe tomar las decisiones en el 100% de los casos. Los niveles y el poder de preparación se muestran en el comportamiento especialmente en el trabajo del ángulo, en la toma de los trazados siguientes y en la continuación tras marcar los objetos. Comportamientos positivos respecto a estos puntos son claramente calificables al alza.

APPORT.- Hablemos de la disciplina de Obediencia.
Günther Diegel: Esta disciplina es para mí la "prueba reina" de todas las disciplinas. Es aquí, en mi opinión, donde verdaderamente más se observa la calidad de la relación hombre/perro, viéndose muy determinadamente "quién es el genio de la prueba". En esta sección se puede apreciar, dentro de la armonía y brillantez, la concentración reciproca del guía al perro y viceversa. Pero para poder demostrarlo de forma óptima se necesita como base principal un perro con elevado instinto y alta predisposici6n, caracterizado por nervios sanos y un alto poder para soportar presi6n. Los requisitos están claramente descritos en las normas de las disciplinas.

¿Agentes externos aquí?: los distintos materiales del saltímetro, la empalizada, los apports y el tipo de pistola para la prueba del disparo.

Además contamos con otros factores que también influyen: el entorno, instalaciones desconocidas, materiales desconocidos, ruidos extraños, los viajes (a veces largos), diferentes estados climatológicos, calor, lluvia, etc

APPORT.- ¿Qué se espera del perro en esta disciplina?
Günther Diegel: Queremos ver del perro el instinto, sus actitudes instintivas, la atención, la corrección, la fuerza de salto y en general, su brillantez. Y como ya he dicho, el trabajo expuesto en su conjunto entre guía / perro debe de ser armónico.

APPORT.- ¿Cómo debe ser la ejecución de la disciplina?
Günther Diegel: Cada fase de obediencia empieza y termina con una posición base. La posición base se señalan en una prueba deportiva normal.. Fallos en posición base y en el desarrollo del ejercicio inciden en el juicio de los mismos. Esto empieza a contar desde la posición base de comienzo hasta la de termino del ejercicio. En cuanto al enjuiciamiento se dividirá la prueba en grupos de 2 ejercicios. Así el tumbado en conjunción con la acudida a la llamada, el Steh a un paso con la llamada. La división se compone con posición base, desarrollo, ejecuci6n de prueba y acudir a la llamada, sentarse delante, venir al pie, y terminar en la posición base. Fuertes descuentos en puntos se aplicarán en órdenes añadidas, para las pruebas de salto con el Bring y en equivocaciones de ejecución. En todos las demás ejercicios se nos permite tener un baremo de permisibilidad. Las descalificaciones se aplicarán cuando haya abandono y a la no venida tras la tercera orden, así como al miedo al disparo. El caminar en paralelo al guía es decisorio para tener en cuenta al dar la puntuación más alta. En posición base, la conducción ha de ser recta, alegre, mostrarse atento, con un seguimiento muy junto, con el omóplato a la altura de la rodilla. En las pruebas técnicas esperamos como imagen ideal consecuciones e interpretaciones inmediatas de la orden: sentado rápida, un quedar sentado tranquilo, tumbado rápido, un quieta inmediato y tranquila, una acudida a la llamada rápido y alegre. El sentado delante pegado, con paradas seguida de pausa, e interpretación y ejecución rápida de la posición base.

Se pide en el ejercicio del Bring una ejecución rápida, con presa del madero (apport) fulminante, con sujeción tranquila y firme.

Los saltos deben de ser vigorosos (el saltímetro debe realizarlo sin tocar) y el ejercicio del voraus rápido y en línea recta con un tumbado apresurado tras la orden. Debemos tener en cuenta lo siguiente: conceder un Excelente en la disciplina de Obediencia supone en alta medida valorar muy positivamente la concentración y corrección en conjunto de una alegría en el trabajo y la demostración del instinto en el trabajo con la consiguiente rapidez.. También en esta disciplina hay que valorar la brillantez del perro que se involucra. Todo ello son indicios muy a tener en cuenta para la cría.

Un perro que entre a las pruebas "contraido", apático, no puede de ninguna manera obtener la máxima calificación. Su prueba en conjunto es decisoria. El que trabaja técnicamente de forma limpia y correcta pero tiene falta de brillantez no podrá obtener la calificación de Excelente. En el caso contrario, el perro preparado con instinto alto pero con deficiencias técnicas tampoco puede optar a un Excelente. Y es que nosotros valoramos, como jueces de trabajo, no los métodos de trabajo sino siempre el resultado del participante en esa prueba. La disciplina de obediencia tiene de las tres, la que más valor tiene. Ella es la base de cualquiera de las otras disciplinas y con ella, con la obediencia de nuestro perro, nos presentamos diariamente a la opinión pública.

APPORT.- Y ahora pasemos a hablar de la disciplina de las controversias, la sección C ...
Günther Diegel: Esta es de las tres disciplinas la que más discusiones provoca entre los aficionados en el mundo del deporte. Pero una cosa está clara y es determinante en esta disciplina: el enjuiciamiento de la prueba de Protección es sumamente importante para la selección y la cría de los perros de trabajo.

APPORT.- ¿Cuáles son los criterios a tener en cuenta para su juicio?
Günther Diegel: En la búsqueda del figurante el perro tiene que demostrar impetuosidad, plenas ganas de encontrarlo, con anhelo de lograr la meta y con búsquedas directas al escondite, con registros estrechos y dando la vuelta de forma concentrada. Aquí el perro tiene que girar completamente alrededor del revier y dejarse guiar bajo las órdenes de su conductor correctamente, es decir, para poder optar a un excelente, el perro tiene que guiarse imprescindiblemente por las ordenes del guía y no solamente de forma independiente querer abreviar por plena presión. La situación hace salir el instinto de presa y para su control se precisa de un alto nivel de obediencia. Cuando el perro encuentra al figurante, comienza el ejercicio de parada y ladrido. Para muchos perros comienza aquí el primer problema, debido a que es el primer cambio del instinto de presa a la agresión. El guía ha de pararse de manera tranquila y serena hasta que el juez se lo comunique mientras que el perro revisa el último revier. La llegada del perro al figurante debe ser atenta, cercana, estrecha y ejerciendo presión. Debe mostrar una importante dosis de seguridad en sí mismo y esta debe ser duradera hasta que el guía ejecute la llamada y el paso al fuss. El perro tiene, al mismo tiempo, que ladrar enérgicamente. El ejercicio de parar de ladrar tiene en todos los niveles un único proceso para valorar. La valoraci6n comienza en la inmersión en el revier y termina en la llamada con el acostado en el nivel 2 y 3. Es decisivo para alcanzar una óptima puntuación en este apartado, el cambio seguro en el ámbito del instinto y la energía global en el transcurso de la prueba. La prueba de protección se divide: en huida, defensa, asalto y ataque. Toda prueba de protección consta de una fase de apertura, una fase de carga, una fase de transición (fase de tranquilidad antes de soltar) y una fase de guarda o vigilancia. La apertura tiene que ser persistente para alcanzar su meta, directa, con seguridad y enérgica. La mordida tiene que ser fija, enérgica, eficaz, segura y de pleno acople (a boca llena), y durante la fase de carga mantenerse firme y en su sitio. El juicio de la mordida es decisivo para la definición de la calidad del perro. La huida del figurante tiene que ser frustrada por medio de una captura activa del perro. También en la defensa y en las mordidas se precisa una frustraci6n eficaz. Dificultades en la perseverancia en la consecución de su meta, en la tenacidad en la fase de apertura y, sobretodo, limitaciones claras en el comportamiento de la mordida (floja, intranquila, inquieta, en punta, movediza,...) durante la fase de carga tienen que ser tenidas en cuenta en la disminución de la puntuación.

El comportamiento más deseable de un perro en la fase de guarda o vigilancia en las pruebas de trabajo actuales es el siguiente: tras soltar el perro tiene que tener presionado al figurante con seguridad, atención y mantenerlos retenido con estrechez. Los criterios para un juicio óptimo son aquí la seguridad en sí mismo, la atención extrema y el no perderle de vista, en espera de que empiece el combate. Es decir, la enérgica dominación innata de querer ejecutar lo que va a ocurrir. En esta situación se pueden liberar agresiones. Por consiguiente en las actuales pruebas de trabajo los perros que en la fase de enfrentamiento retienen al figurante de forma estrecha, enérgica y atenta pero de forma silenciosa, se valoran de forma positiva como los perros que ladran enérgicamente en las fases de parado.

En el transporte por la espalda (distancia cinco pasos} y en el transporte de lado esperamos del perro un fuss estrecho con atención al figurante. El control y la conducción se muestran en el desarrollo total de la prueba de protección muy especialmente en las prácticas de transporte, búsqueda y desarme en las fases de guarda o vigilancia. Durante todas las partes de la prueba, dependiendo de la ejecución y del grado, tenemos determinadas puntuaciones muy marcadas que solamente se utilizan para el auss (soltar). El suspenso por no soltar o cualquier otra desobediencia tiene coma resultado no obtener ninguna puntuación en la protección y tampoco ninguna puntuación en la valoración del T.S.B.. Es un resultado nulo. La valoración de instinto del T.S.B., antes instinto de combate, tiene el sentido de valoración. El efecto se da en el desarrollo total de lo apreciado en la prueba de protección.

APPORT.- Para finalizar, ¿qué le gustaría añadir?
Günther Diegel: Tenemos para todas las pruebas de grupos en campos de trabajo, de Selectivas y Campeonatos Nacionales una única normativa de prueba, un Reglamento. Por ello en el Campeonato Nacional, el juicio de l1os jueces debe de trasmitirse hacia "abajo" de forma eficaz. La fuerza de estos juicios tienen que aprovecharse dirigiéndose hacia todos los jueces de trabajo y guías presentes. Los criterios de juicio de aquellos jueces que toman parte tienen que confirmarse cada año en cada estamento, en cada club, en interés de nuestros guías y de nuestros perros de utilidad. Sólo así nos acercaremos a igualar las labores de los jueces y nivelar el trabajo a realizar por nuestros perros. Sólo se puede ser un buen juez cuando uno está plenamente integrado en el ámbito del perro de trabajo. Si uno deja de trabajar con los perros, es preferible que también deje de juzgar, porque una cosa es juzgar perros de trabajo (para lo cual se necesita experiencia) y otra muy distinta quitar puntos.

Los juicios tienen que ser vinculables, verídicos, al servicio de la cría, ejemplares, comprobables, para el trabajo venidero y para poder llegar a los guías y al público. Tenemos que saber que los jueces, los guías y los entrenadores debemos de hablar el mismo lenguaje. La regulación de las normas de las pruebas esta definidas y comentadas de sobra, pero como medio de entendimiento y puesta en común de ellas no, y debemos hacerlo para poder conseguir mejoras, realizando discusiones de nivel técnico, seminarios, etc, para trasmitirlo por medio de profesorado. Y es que pertenecen a este profesorado todos los que se sientan en una mesa: los guías activos, los profesores de figurantes, los gremios de trabajo y jueces activos que están predispuestas a aprender y a enseñarse de forma libre. Esto, que para nuestros clubes es de suma importancia, lo desarrollaremos en los próximos años.

 

 



Articulo Cedido por


Revista Apport
E-Mail: raquel@e-apport.com
Web: Apport

separador

- VOLVERseparador

Centro Canino CCAM99

 Finca El Pedregal

Carretera M600 P.K.33,500

(A pie de Carretera)

Brunete 28690

Madrid/España 

Teléfonos

918 159 825

629 424 808

660 606 836

Mail: info@ccam99.com

  

Dirección GPS

geo:lat=40.4210841

geo:lon=-4.002696700000001

 
Ver mapa más grande


Visita Nuestra Página Oficial - Residencia Canina Madrid

Escuela de Adiestramiento Canino Madrid/CCAM99, Artículos de Adiestramiento Canino CCAM99
Adiestramiento del Perro en Madrid, Educacion Canina en Madrid, Como educar al perro, Donde educar a su perro, Escuela de Adiestramiento Canino CCAM99
Escuela de Adiestramiento Canino Madrid/CCAM99, Artículos de Adiestramiento Canino CCAM99
Adiestramiento del Perro en Madrid, Educacion Canina en Madrid, Como educar al perro, Donde educar a su perro, Escuela de Adiestramiento Canino CCAM99
blanco

Hosting Alojamiento web tráfico ilimitado ISPActivo.com | Nota legal | Nota técnica
blanco